Dear Diary IV

"Chica de veintiocho años  sentada en su habitación frente a un vestido blanco completamente destrozado"

Querido diario;

Hoy debía haber sido mi día. El mejor de mi vida. Ese con el que la mayoría de las chicas de mi edad soñamos. Hoy lo único que debería preocuparme es si estoy lo suficientemente perfecta para recibirlo a él en el altar... En cambio me encuentro frente a mi vestido. Destrozado. ¿Por qué? Por un arrebato. Una vez más mi enfermedad ha podido conmigo. Mi trastorno que no va a dejarme vivir nunca. Este horrible trastorno de la personalidad que me hace pasar de ser el Doctor Jeckyll a convertirme en Míster Hyde.
¿Por qué tengo que convivir con esto? Ahora no sé como enfrentarme a todos. No sé cómo arreglarlo. Solo se me ocurre ponerme los jirones que han quedado como una disculpa. Una especie de penitencia que deja al descubierto, no sólo mi piel pálida, sino mi trastorno, mi vergüenza. No hay forma de contenerlo, ni de pararlo. Todos a mi al rededor se acabarán marchando, es fácil soportar mis manías... Pero mi otro lado... Es algo mucho más difícil de contener.
Lo siento. Y me faltará vida para disculparme con todos aquellos a los que les he hecho daño... 



13 comentarios:

  1. Hola, te he nominado a un premio dardos
    http://milemagbooks.blogspot.mx/2014/09/premio-dardos-2014.html

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. No todo sale como esperamos, a veces nuestros pensamientos interiores superan a todo, incluso a la realidad y está claro que este texto se basa en ello. El ''truco'' está en aprender a llevar el equilibrio entre la realidad y los pensamientos de la cabeza que no siempre son reales.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. La vida se nos complica a veces para darnos otra oportunidad¡¡ te sigo y te invito a mi blog¡¡ nos leemos¡¡ precioso blog¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Es un texto curioso, no me esperaba que pasara eso. Pero ha quedado muy bonito, a la vez que triste y melancólico. Debe de ser realmente horrible tener algún trastorno así que no te haga poder ser tú misma.


    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Me da un poquito de pena esta historia. Estoy segura que el futuro marido aceptará sus penas y la querra a pesar de sus arrebatos. Existe luz más allá del túnel de estas enfermedades.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  6. Preciosa historia :)
    Un abrazo,
    Cristina

    ResponderEliminar
  7. Hola! Pues que linda tristeza. Pero tiene mucha vulnerabilidad el texto. Me encantó.
    En cuanto a la historia, si llegó a la instancia de casarse, es porque su futuro marido la acepta con todos sus defectos. Si de verdad te ama esa persona que eligió estar contigo, será un pilar fundamental para combatir todo, sobre todo las enfermedades.

    Un besoo ^^

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! <3
    Qué triste todo, me deprime un poquito de lo bien hecho y expresado que está. Aún así, yo en mi vida rompería mi vestido de novia jajajaja.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. es un asco cuando no todo pasa como queremos... gracias <3

    ResponderEliminar
  10. A veces es difícil lidiar con nuestros monstruos, más si se tratan de estos que nos arrebatan parte de nuestra vida. De todas formas, si la persona que ha escogido saber lidiar con ellos, podrán ser muy fuertes juntos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Más de una vez nos ha apetecido tirar por borda todo lo que hemos recorrido en nuestro camino. A veces lo llamamos tirar la toalla pero gran parte de las veces es un trastorno que nos corroe por dentro y que nos extermina hasta casi acabar con nuestra paciencia. Suerte que hay personas que miran más allá de las dobles personalidades; con mayor o menor suerte, durarán para toda la vida.

    ¡Un beso!

    Carolina

    ResponderEliminar
  12. Que fuerte cuando sabes que no puedes controlar el cuerpo, es la peor sensación del mundo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Cuando perdemos el control de nuestros actos, no hay disculpa que valga, porque no hay culpa en nosotros. Sólo buscar ayuda. Y apoyarse en ella.

    Kiss!

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios y trato de contestar a todos los que puedo. Gracias por dejar tu opinión, valoro mucho que inviertas tu tiempo en leer mis entradas y comentarlas. Si quieres dejar el enlace de tu página estaré encantada de echarle un vistazo.