Él eclipsó las estrellas

LA LUNA Y EL FIRMAMENTO

Porque aquella noche no había nada en el cielo, todo era oscuridad hasta que entramos a la discoteca. Todo lo malo del mundo puede pasar en una de ellas, pero eso no fue lo único que descubrí aquel día. Lo peor fue saber que estaba enamorada, y lo averigué de la forma más dura que existe. Bailas y no notas el dolor de pies, ríes y sientes como la adrenalina te recorre el cuerpo, las endorfinas están haciendo bien su trabajo, pero ni la música a todo volumen pueden callar tus pensamientos, y lo buscas con la mirada. Vences las luces que parpadean y dificultan tu labor, atraviesas con los ojos a todas las personas de la estancia. Sabes que está allí, en alguna parte, si te esfuerzas un poco,  lograrás encontrarlo.
La esquina del fondo, allí cerca de la puerta de los baños, ¿Es él? Si, si que lo es, baila, que gracioso se ve. Y derrepente todo negro, te cuesta mantener el equilibrio, entre tú y el suelo parece haber un abismo y eso que los tacones apenas llegan a los trece centímetros. Lo ha besado. Y sientes morir un poco, o un mucho. Y luchas contra la idea de que esa imagen te pueda, pero es una batalla perdida. Te retiras sin hacer mucho ruido, para que no noten que te han derrotado.
Porque perdermos mil y una batalla, pero no la condición de orgullosos.
Y llegas a casa, te descalzas, y te vas a la cama, porque ya no necesitas desmaquillarte, las lágrimas se han encargado de borrarlo todo. Todo no, el recuerdo quema, y por mucho que lloras, no hay  agua suficiente para apagar el incendio de sentimientos que se ha manifestado en el corazón y se extiende por todo el cuerpo.


PD: Quiero avisar que estoy participando en una nueva iniciativa que os recomiendo encarecidamente, os gustará;


12 comentarios:

  1. Jamás me cansaré de decir que te superas con cada entrada, no tengo nada más que decir.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. No me ha pasado tal y como describes, pero sí recibir la peor de las imágenes, esa/s que nunca desearías haber impregnado en tus recuerdos....
    Asco.
    :/
    Poniéndonos la piel de gallina.... as usual :)

    ResponderEliminar
  3. Ese sentimiento de amor no correspondido es tan frustrante...

    Como siempre, fantástico. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. Un relato muy bonito y realista. Yo he creado un blog de relatos cortitos. Pasate si quieres:
    relatos-y-letras.blogspot.com.es

    Un abraaaaazo, nos leemos :3

    ResponderEliminar
  5. Como siempre lleno de sentimiento ^^
    Ya me paso por la campaña <3

    ResponderEliminar
  6. Hola! La verdad que todo el relato que describiste lo vivi muy muy bien. También cosas peores y son las últimas entradas que he puesto en mi blog.

    Nos leemos. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Si fuese tan fácil olvidar lo malo sería más fácil ser feliz.

    ResponderEliminar
  8. La descripción de todo es tal cual!! Muy buena entrada, un beso!

    ResponderEliminar
  9. Lo describes tal cual, que sentimientos

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado el último párrafo. Es increíble como transmites siempre tanto en tan pocas palabras.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Esta entrada me ha recordado a aquellos no tan maravillosos años de adolescencia catastrófica. Amor no correspondido, qué veneno destrozando nuestro corazón. Cuántas lágrimas derramadas...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Encuentro en tus historias una similitud agradable con mi propósito dentro del mundo del blog. No sé si tu intención será también escribir historias que nos hayan sucedido o que nos puedan suceder. O simplemente imaginas una historia y pones tu talento a trabajar haces textos preciosos. Pero incluso yo, que no he pisado una discoteca, que las he detestado siempre, he sentido esa impotencia de perder a la persona que tiene tu corazón en sus manos sólo con una inclinación de tobillos y un movimiento de labios.

    Queda el firmamento y las estrellas a las que contarle tus penas con la certeza estúpida de que te están escuchando y eso te ofrece un consuelo imaginario que sólo dura treinta segundas. Luego, lloras.

    Un besito grande preciosa ^_^.

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios y trato de contestar a todos los que puedo. Gracias por dejar tu opinión, valoro mucho que inviertas tu tiempo en leer mis entradas y comentarlas. Si quieres dejar el enlace de tu página estaré encantada de echarle un vistazo.