Correspondencia Ajena XI

Hoy vengo con una nueva entrega de Correspondencia Ajena que viene de la mano de Christian Rey que nos propone la siguiente carta;

Emisor: Personaje de un libro. Receptor; Lector del Libro.

Querida lectora,

Te agradezco que disfrutes de mis historias, que sufras con mis idas y venidas. Te agradezco las lágrimas, que me sientas como si fuera real. No te preocupes por mí, porque mientras me leas, mientras siga estando cerca de ti, en tu estantería, en tu bolso, mientras vaya contigo y rescates unos minutos de tu tiempo para mí, yo seguiré viviendo. En tu mente, en las adaptaciones a las películas, donde darán mi personalidad a un actor que desde ese momento ocupará tu mente. Sé que te lo he hecho pasar muy mal, aunqie apuesto a que también te has divertido mucho, apuesto a que en realidad desearías que fuese real. Desearías haberme conocido en persona, y si te soy sincero a mí también me hubiese gustado tener tiempo para que me conociéseis más, para que hubieséis podido averiguar más sobre mí.
Gracias por existir, por darme vida, por sufrir conmigo, por no abandonar un libro a la mitad. No quiero decir que los lectores seáis mejor personas que los que no lo hacéis, pero en parte, un poquito sí que lo pienso. 
Mi querida lectora, ya no me quedan más palabras que dedicarte.
Con mucho cariño, Augustus Waters.
Okay?


7 comentarios:

  1. Ay jo, ay jo. La piel de gallina. Además pusiste a Augustus y un pedacito de mí se me ha quedado tristón al leerlo.
    Me ha gustado mucho, a ver si tengo tiempo y escribo la correspondencia ajena.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  2. Ay Augustus, cuanto nos ha hecho llorar...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Augustus... me ha encantado. No se si aún puedo apuntarme a esta iniciativa, te lo he comunicado en la entrada.
    un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me anamoré totalmente de este relato T.T
    muchas gracias <3

    ResponderEliminar
  5. Este texto ha hecho que me cuenta de como serían las cosas si los objetos tuvieran vida (como en este caso un libro) y la verdad es que nunca había pensado en esa forma de ver el mundo jajaja.
    Un besito.
    PD: La firma de Augustus... Asdfghjklñ, no tengo nada más que decir.

    ResponderEliminar
  6. Me reuerda a como se sentían los muñecos de Toy Story y el miedo de sentirse desplazados. Muy buena perspectiva desde la narración. Me gustó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias las que tú tienes! jajaja.

    Augustus Waters, veo que aquí ¿algunas lo conocen? Investigaré a ver qué me encuentro.

    Besos.

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios y trato de contestar a todos los que puedo. Gracias por dejar tu opinión, valoro mucho que inviertas tu tiempo en leer mis entradas y comentarlas. Si quieres dejar el enlace de tu página estaré encantada de echarle un vistazo.