¿A la tercera...?

No hay dos sin tres. Tengo una pendiente. Me la debes.

Suspira. Mira el reloj. Tiene miedo al tiempo. Nota como se le escapa de las manos y por más fuerte que cierre los puños, no consigue detenerlo. Mira al techo y se pregunta si lo ha hecho bien. ¿Es feliz? Ella cree que si. Sonríe. ¿Eso es felicidad, no? No lo sabe. No está segura. El cristal está empañado. Dibuja un corazón . Recuerda su sonrisa. Lo borra. En realidad, no podía haberlo hecho mejor.

Y aún así piensa que quizá no haya sido suficiente. Por suerte ha sabido dejar la puerta entreabierta. Quizá pueda volver a entrar en un  futuro, o dejarlo salir. Tal vez pueda acabar lo que empezó.

Creo que se aferra a ello y por eso sigue sonriendo. Estúpida. Se resiste a desprenderse de las personas, como se resiste a tirar los bolígrafos sin tinta.

Y al fin después de meses de guerra, sin tregua ni cuártel. Meses en los que el olvidé hasta mi nombre, volvió. Y cayó la tercera. La que me debías. Se hizo de rogar... 

Y no, no fue la vencida. Porque cuando tienes las espectativas tan altas, al final no se cumplen... Y te quedas ahí, arrodillada frente a tus ganas, con surcos en las mejillas, cansada de luchar por nada. Cansada de las bajas, de todos a los que perdiste por aventurarte en una guerra cuya victoria no tenía un fin en sí misma.

Y lo siento por mí, por ti, y por todos... Que lo he intentado hasta no poder más. Y es que ya no puedo ni conmigo, ni sin ti.



18 comentarios:

  1. ¿A la tercera va la vencida? A veces es como si no dejasen de venir esas terceras veces que no concluyen...

    Genial, nos leemos. PD: regresé con Escucha mi historia ^^

    ResponderEliminar
  2. Creo que... He terminado de enamorarme de tus entradas, en serio. Todas tienen ese toque que las hace tan tuyas y de verdad que no es exageración.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. "Y lo siento por mí, por ti, y por todos... Que lo he intentado hasta no poder más. Y es que ya no puedo ni conmigo, ni sin ti". Me he enamorado de esta frase... que identificada me siento por dios.

    ¡Feliz año preciosa!

    Te espero por mi blog <3

    ResponderEliminar
  4. La ultima frase es muy intensa, lo resume todo,
    besos

    ResponderEliminar
  5. Me desconcierta que empieces narrando en tercera persona y termines en primera, pero doy por sentado que se habla de la misma persona, Jaja. A veces cuesta tanto dejar "escapar" a alguien, dejar que se vaya... aunque nos duela, aunque no sea lo correcto, aunque sea complicado... que nos conformamos con lo que sea, o, en su defecto, tenemos la esperanza de que regrese.
    Un besote, lindura.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito escribes, me gusta mucho. Besitos!

    ResponderEliminar
  7. WoW!!! me ha encantado... fascinante en verdad.... bueno la verdad que personalmente creo que para el amor no hay ultimas oportunidades, sólo hay oportunidades, y depende de nosotros que sean las unicas o ultimas... te afiliaré... saludasos... ;)

    ResponderEliminar
  8. Esta genial, me gusto muchisimo =)
    Cariños linda!

    ResponderEliminar
  9. Esta genial, pero uno nunca debe rendirse aun que quede solo una gota de esperanza, una mínima posibilidad, hasta que la batalla se un claro vencedor o perdedor, no importa si ha pasado la tercera, la cuarta o la mil, siempre luchar.
    Me encanta tu estilo de escritura.

    ResponderEliminar
  10. hola cielo! Y una vez mas me encanta tu entrada. La ultima frase creo que redacta en si todo lo anterior.Cuando ves que indagas en una guerra contra ti, tu cabeza, tu corazón, los sentimientos, las reacciones y todas esas cosas que conllevan al cuerpo humano y al sentir. Siempre salen muchos perdiendo pero en el fondo han ganado algo y es que el que no lucha nunca podrá ganar. un besito<3

    ResponderEliminar
  11. "No puedo ni conmigo, ni sin ti"
    Yo soy de las que le dan la tercera una, y otra, y otra vez; es que hay personas que...
    Genial, como siempre :)
    Un besito, Lolita ♥

    ResponderEliminar
  12. "Se resiste a desprenderse de las personas, como se resiste a tirar los bolígrafos sin tinta."
    Me he sentido tan identificada con tus palabras... Hay veces que luchamos por todos y por todo y como no recibimos nada a cambio nos terminamos cansando, porque tanta lucha termina por quemar.

    *abrazos*

    ResponderEliminar
  13. Creo que todos somos tercos en algunas cosas, pero a veces simplemente hay que aceptar y dejarlo marchar...

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola tu tienes mas tiempo con esta plantilla que yo me ayudas en algo :c

    ResponderEliminar

Leo todos los comentarios y trato de contestar a todos los que puedo. Gracias por dejar tu opinión, valoro mucho que inviertas tu tiempo en leer mis entradas y comentarlas. Si quieres dejar el enlace de tu página estaré encantada de echarle un vistazo.